Bag in Box

El sistema Bag In box permite conservar el producto con todas sus características y propiedades organolépticas hasta su vaciado total, ya que la bolsa se contrae a medida que se vacía, impidiendo de esta manera la entrada de aire. Además si la bolsa es metalizada preserva de la luz su contenido.

Constituidas por un film transparente en el interior (LLPDE) y un film metalizado en el exterior ("Flexmet" Pe/MetPet/Pe laminado en caliente) altamente resistente al efecto flex-cracking típico del transporte. El envase se completa con un preciso grifo (anti-goteo) o válvula de vaciado. Los materiales de las bolsas y sus tapones o grifos son escogidos en función del producto a envasar así como de su utilización final.

Nuestro cliente escoge entre alta, media o baja barrera al oxígeno: Formatos disponibles: 2, 3, 5, 10, 15, 20, 24, 200 y 1000 litros.